Dolor musculoesquelético

Dolor Musculoesquelético

El dolor musculoesquelético es una consecuencia conocida del esfuerzo repetitivo, el uso excesivo
y los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo.

Dolor Musculoesquelético

En caso del dolor músculo-esquelético las patologías pueden ser muy variadas. Las más frecuentes son:

  1. Lumbociática
  2. Degeneración articular facetaria
  3. Dolor miofascial
  4. Espondilolistesis
  5. Estenosis de canal
  1. La lumbociática

    La lumbociática suele producirse por una degeneración del disco intervertebral. En estos casos la protusión o hernia resultante produce un fenómeno irritativo en la raíz, que va a manifestarse como dolor lumbar irradiado a veces a la extremidad. El dolor en muchos casos es muy intenso e invalidante.

    Hernia discal con irritación de la raíz nerviosa

    Hernia discal con irritación de la raíz nerviosa

    El diagnóstico se realiza con la exploración y con pruebas radiológicas: la resonancia magnética suele ser la prueba que mejor nos muestra la lesión. Los tratamientos suelen ser escalonados.

    Distribución del dolor en lumbociática Resonáncia Magnética de hernia discal lumbar

    Inicialmente se comienza con analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares y se complementa con fisioterapia.Si no existe mejoría, en la Unidad de Dolor realizamos inyecciones que generalmente alivian el dolor en la fase aguda y que en muchos casos pueden durar varios meses. Estás inyecciones suelen repetirse si el dolor vuelve.

    Las inyecciones que realizamos más frecuentemente en estos casos son:

    1. La infiltración epidural, con corticoides y anestésico local

      Es un tratamiento que se realiza con anestesia local y de forma ambulante. Suele tardarse 5 o 10 minutos en realizarse y después el paciente permanece en observación un tiempo prudencial (15-20 minutos) antes de irse a casa por su propio pie.

      Hay que tomar unas precauciones, como tener ayuno de 6 horas y no conducir después de la inyección. En caso de tomar medicación, el médico le indicará cual puede tomarse y cual deberá suspender, como anticoagulantes (Sintrom, Clexane, Hibor, Fragmin) o antiagregantes plaquetarios (Plavix, Iscover, Ticlopidina, Disgren).

      Infiltración epidural

      Infiltración epidural

    2. Bloqueo selectivo de la raíz afectada

      Se realiza con anestesia local y como en casi todos los tratamientos, de forma ambulante. En este caso, la medicación (corticoide y anestésico local) se deposita en la zona de irritación de la raíz nerviosa, y con la ayuda de rayos x, se localiza la zona a tratar. El alivio en estos casos suele ser inmediato y puede ser necesario repetirlo al cabo de un tiempo, si vuelve el dolor.

      La cirugía de columna no debería ser la primera opción, pues existe hasta un 30-40% de casos en los que no mejora el paciente. Los estudios demuestran que es aconsejable cuando existe una afectación motora, es decir, una debilidad manifiesta para mover una mano o pie, por ejemplo. También está indicada en aquellos casos que no exista mejoría con las infiltraciones/bloqueos.

      Bloqueo selectivo de la raíz afectada

      Bloqueo selectivo de la raíz afectada

    En los casos en los que la cirugía no produce una mejoría, permanece un dolor muy parecido al inicial. El cuadro resultante se llamada síndrome postlaminectomía o síndrome de espalda fallida.

    Los tratamientos en estos casos suelen ser más complejos: medicación, rehabilitación y fisioterapia y con bloqueos que pueden mejorar el dolor como la epidurolisis. Otra opción, en aquellos pacientes que no mejoran, es la colocación de electrodos de estimulación medular.

    Artrodesis lumbar

    Artrodesis lumbar

    Prótesis intradiscales

    Prótesis intradiscales

  2. Degeneración articular facetaria

    Otra causa de dolor lumbar o cervical es la degeneración articular facetaria.

    Las articulaciones facetarias son las que unen 2 vértebras contiguas. Con la edad sufren procesos de degeneración como cualquier otra articulación, así como en casos de sobrepeso o de traumatismo.

    El dolor de origen facetario suele estar localizado a nivel lumbar y en algunos casos se irradia a glúteos o muslos. A nivel cervical, se localiza en el cuello y se irradia a hombros y en otros casos a nivel dorsal.

    Origen facetario lumbar | Articulación facetaria cervical | Articulacion facetaria lumbar

    Origen facetario lumbar | Articulación facetaria cervical | Articulacion facetaria lumbar

    Para este tipo de dolor, los bloqueos de la articulación facetaria afectada producen una mejoría significativa. Este bloqueo se realiza de forma ambulante, con control radiológico, y anestesia local.

    Bloqueo facetario lumbar

    Bloqueo facetario lumbar

  3. Dolor miofascial

    En los casos de dolor por afectación muscular, generalmente por contracturas llamado dolor miofascial, las infiltraciones de los denominados «Puntos Gatillo» con anestésico local suelen ser efectivas, sin ser dolorosas.
    Otro tratamiento también efectivo es la aplicación de TENS

    colocacion-electrodos

    Puntos de dolor miofascial a nivel cervical y lumbar | Electrodos de TENS a nivel lumbar

  4. Espondilolistesis

    La espondilolistesis es otro tipo de patología que causa dolor lumbar. Consiste en un deslizamiento de una vértebra sobre otra. Existen dos tipos según se deslice hacia adelante («anterolistesis») o hacia atrás («retrolistesis»), y se clasifica en cuatro grados en función del grado de desplazamiento.

    Espondilolistesis

    Espondilolistesis

  5. Estenosis de canal

    Estenosis de canal, se produce por un estrechamiento del canal medular. Se localiza más frecuentemente a nivel lumbar, L4-5 y L3-4, y también puede afectar a la columna cervical.
    El síntoma fundamental es el dolor en las piernas al caminar, que obliga a la persona a pararse y descansar ((es la llamada pseudo-claudicación intermitente). El dolor también se alivia al sentarse o inclinarse hacia delante, porque en esta posición disminuye la compresión.

    Se diagnostica por la clínica y con la ayuda de la Resonancia magnética y el TAC.

    Estenosis de canal lumbar | Estenosis de canal cervical

    Estenosis de canal lumbar | Estenosis de canal cervical

    El tratamiento debería ser conservador en la medida de lo posible. Sólo cuando no se controlase el dolor con analgésicos, antiinflamatorios, fisioterapia o tratamientos en la Unidad de dolor, se podría considerar la cirugía, pues suele aparecer en personas mayores que frecuentemente tienen otras enfermedades asociadas.

    Estenosis de canal lumbar: disminución del calibre del canal medular

    Estenosis de canal lumbar: disminución del calibre del canal medular